La verdad, es que a mi personalmente siempre me había dado algo de miedo eso de pedir un crédito, y además hacerlo por internet. No se realmente porque, pero el caso es que oyes muchas cosas sobre tipos de interés desorbitados, comisiones muy altas, o que se han quedado con la casa de alguien por una deuda de tan solo 1000 euros…

Pero a veces la necesidad te hace probar cosas nuevas, y en este caso me he atrevido a pedir un de esos microcrédito que se conocen como rápidos, y he decidido contaros cual a sido mi experiencia. Además de hacer una pequeña comparativa de minicréditos rápidos, para que vosotros podáis escoger el que más os convenga.

Aconsejo que sobre todo, os fijéis en estos datos:

  • El tipo de interés aplicado: TAE y TIN.
  • El plazo en que deberemos pagar el préstamo (Plazo de amortización)
  • Si se trata de devolverlo en una sola cuota o en varias.
  • La posibilidad de acogerse a prórrogas y su coste.

Siempre que te quede alguna duda, pide más información. No firmes nada, sin tenerlo claro.

¿Donde puedo pedir un minicrédito rápido?

En el sector de los minicréditos y microcréditos, podemos encontrar muchísimas empresas que nos ofrecen pequeñas cantidades de dinero, con unos plazos de solicitud y gestión, muy rápidos.

En este sector, el tiempo cuenta mucho y prima la rapidez. Los usuarios necesitan dinero de forma urgente, y las financieras y prestamistas deben responder a esa demanda de velocidad, tanto en el proceso solicitud, como en la propia transferencia del dinero.

Minicréditos Vivus
Esta es realmente una de las financieras que está ofreciendo préstamos a una menor tasa de interés. Además, las opiniones que hay sobre Vivus son realmente buenas. Otros clientes que les han pedido un crédito, comentan que la experiencia ha sido positiva, y que sobre todo, han tenido todos los datos importantes muy claros desde el principio.

Mini créditos de Wonga
Tienen una oferta genial para nuevos clientes, por la que tan solo te van a cobrar 5 € en concepto de gastos. Y puedes pedirles hasta 300 €, con un plazo de amortización de hasta 60 días. Condiciones que son mucho más ventajosas que las ofrecidas por la mayoría.

Las opiniones de clientes que han solicitado un minicrédito con Wonga son también muy positivas, y destacan sobre todo, la rapidez de respuesta.

Cómo son los trámites de estos préstamos

minicrédito rápido

La principal característica de los minicréditos es su rapidez, algo que tiene mucho que ver con la escasa necesidad de aportar excesivos papeleos que nos hagan perder el tiempo y la posibilidad de obtener el dinero rápido, que es realmente lo que todos los prestatarios estamos buscando.

Se puede decir que estos minicréditos son rápidos, precisamente porque son “sin papeles”. No es necesario que nos dediquemos a buscar documentación de nuestras últimas declaraciones de la renta, del IVA o cosas similares. Únicamente nos van a pedir que les enviémos nuestros datos personales (DNI, dirección, teléfono), y que les pasemos el número de cuenta donde queremos recibir el dinero.

Por lo demás, se trata de que accedamos a su página web y lo gestionemos todo, totalmente online.

¿Se pueden pedir minicréditos rápidos sin nomina?

La respuesta es SÍ. Puedes pedir un minicrédito sin necesidad de presentar un aval, una nómina o tener propiedades a tu nombre. La mayoría de prestamistas y entidades de crédito, están dispuestas a prestarte pequeñas cantidades de dinero, siempre que justifiques un mínimo de ingresos mensuales, que bien pueden provenir de alquileres, de cobrar el paro, la pensión o cualquier otro ingreso estable.

Por las características de este tipo de créditos, que se conceden de una forma tan rápida, únicamente vas a poder solicitar desde 50 hasta un máximo de 900 €.

Solicitar minicréditos rápidos estando en ASNEF

Cuando estas en un listado de morosos como puede ser el de ASNEF, te encuentras en una posición de mucha desventaja para poder acceder a un crédito. Sobre todo si lo intentas en los bancos tradicionales, ya que estas entidades no aceptan a nadie que este incluido en uno de estos listados, sea cual sea la razón.

Pero existe una alternativa al circuito tradicional de la banca, y es la opción de solicitar minicréditos rápidos con ASNEF, pero haciéndolo online. En Internet existen multitud de compañías que valoran nuestra capacidad económica para devolver el préstamo, y pasan a un segundo plano aquellas pequeñas deudas que nos hayan podido llevar a estar incluidos en cualquier registro de deudores.

¿Cuando me llegará el dinero a mi cuenta?

Aunque se trate de un minicrédito rápido, lo cierto es que una vez rellenes la solicitud. Siempre hay un tiempo de espera durante el cual, la empresa va a tratar de contrastar tu perfil crediticio y valorar el riesgo de la operación. Si bien es cierto que el tiempo para procesar tu petición, depende en gran medida de la cantidad de dinero que solicites, también entrarán en juego otros factores como por ejemplo los sistemas inteligentes, que comprueban tu solvencia de forma prácticamente autónoma.

Pero si hablamos estrictamente del tiempo que va a tardar en llegar el dinero a tu cuenta bancaria, se puede decir que en la mayoría de financieras, no se demora más de 24 horas. Habiendo excepciones, en las que podrás recibir el dinero, en el tiempo que dura la propia llamada telefónica o lo que tarde el sistema en comprobar tus datos. Lo que quiere decir que podemos contar con el dinero en unos 10 o 15 minutos.

También es cierto que en algunos bancos no puedes tocar esa transferencia, normalmente hasta el día siguiente. Aunque si podrás ver que el dinero ha sido transferido a tu cuenta.

¿Cuanto me va a costar un minicrédito rápido?

Este tipo de préstamos son una buena solución en los casos donde realmente necesitas una cantidad de dinero de hasta 900 euros, y lo necesitas al instante, sin tener que esperar varios días a que te den el visto bueno y te transfieran el dinero.

Respecto a lo que te va a costar un minicrédito, es algo muy fácil de calcular, ya que en todas las páginas webs de las empresas que ofrecen este tipo de créditos. Vas a encontrar disponible un simulador, con el cual puedes ir modificando la cuantía de dinero que vas a pedir y el plazo de tiempo en que lo quieres devolver.

Cuanto menor sea la cuantía que pidas, y tardes menos tiempo en devolverlo, pues más barato te saldrá. Para que te hagas una idea, voy a ponerte un ejemplo de lo que sería hacer una solicitud en Vivus:

– Pides un importe de: 600 €
– El préstamo es de: 30 días
– Se aplican unos intereses de 168€
– Deberás devolver un importe de: 768 €

Los minicréditos gratis

Una buena alternativa si vas a pedir un minicrédito por primera vez, es la de buscar una o dos financieras que ofrezcan el primer préstamo gratis, y solicitárselo a ellas. Y te preguntarás: ¿Son realmente gratis?

Pues sí, hay empresas como Vivus o Dineo que están ofreciendo minicréditos gratis a sus nuevos clientes. Sin intereses ni comisiones, y siempre que pidas un máximo de 300€.

¿Cuando tendré que devolver el dinero?

Prácticamente todas las financieras han establecido un plazo mínimo de 7 días y uno máximo de 30. Así que como mucho, podremos establecer un plazo de amortización de un mes.

Por otra parte, tenemos la opción de prorrogar el pago del préstamo, siempre que pongamos en aviso al prestamista, y este tenga disponible un sistema de prorrogas.